@Los tres cochinitos Colectivo 1050


¿Quién es Kythzia Barrera y cómo nace la Asociación Innovando la Tradición AC?
Estudié diseño industrial en la Ibero y siempre tuve un gran interés en explorar la vinculación/interacción entre la artesanía y el diseño, que en ese entonces no estaba en el radar de la gente, no era un tema sobre la mesa. 
Así que mi primer interés se centró en el diseño interior y la artesanía, trabajé en esa área unos años como directora de algunos despachos en la Ciudad de México.
Cuando era estudiante, tuve la oportunidad de pasar unos meses durante el verano con las comunidades indígenas Zapatistas en Chiapas –en el corazón de la selva- y a partir de ahí supe lo que quería hacer: trabajar en las comunidades, estar cerca de la gente y cambiar el mundo que no me gustaba, lo que no era justo. Yo tenía 20 años y todavía no tenía claro cómo iba a lograrlo. Yo tenía 20 años y todavía no tenía claro cómo iba a lograrlo y no sabía si iba terminar siendo diseñadora o guerrillera.


Kythzia Barrera: Diseño Social from Design DECODE on Vimeo.



Sin embargo, empecé a trabajar en interiorismo y busqué relacionarme con asociaciones y trabajar en el diseño de artesanía, pero en ese tiempo no había antecedentes de las posibilidades y estas asociaciones trabajan con muy pocos recursos, y no todos tienen las posibilidades de arriesgar en experimentación.



En lo que yo aclaraba mi camino, me fui a hacer la maestría “Man and Humanity: Diseño Social y Sustentable” en la Design Academy, Eindhoven en Holanda. Y ahí fue en donde hice el planteamiento de cómo quería trabajar el tema, en dónde surgió el planteamiento metodológico de  Innovando la Tradición. Al regresar a México hicimos algunas adaptaciones para no centrar todo sólo en el diseño, sino incluir de manera muy integral la parte social, obviamente la económica y más tarde comenzamos a profundizar en la parte tecnológica y ambiental. Con este enfoque integral, Innovando la Tradición se convirtió en un proyecto real y con más gente.

En 2008 realizamos un taller, al cual invitamos a unos amigos finlandeses que conocí durante mi estancia de seis meses en Helsinki, durante la cual estudié esmaltes bajo la dirección de Airi Hortling, la directora del Departamento de Cerámica de la Universidad de Arte y Diseño de Helsinki, hoy Aalto University. A partir de este taller se reunió un grupo de diseñadores y nació la Asociación Innovando la Tradición AC la cual quedó constituida oficialmente en el 2009. Hoy en día las líneas de trabajo son: desarrollo de producto, promoción y difusión, desarrollo tecnológico y comercialización bajo la marca Colectivo 1050º.


Artesanos del colectivo: Ana María Alarzón / Atzompa from Innovando la Tradición on Vimeo.


¿Porqué eligieron trabajar con las comunidades de Oaxaca?
El acercamiento con Oaxaca se dio cuando estaba haciendo la maestría. Vine a buscar proyectos en donde se pudiera explorar cómo se vinculan las sociedades tradicionales con las sociedades modernas –que es el marco conceptual del proyecto- Oaxaca es el laboratorio perfecto para estudiar los puentes entre la tradición y la modernidad. De todos los talleres que visité elegí un estudio de caso: el taller de la familia Chávez que está en San Martín Mejicapan.


Fue a través de visitas en las comunidades, con contactos de uno de lo miembros de de Innovando Eric Mindling –quien lleva más de 20 años visitando a las comunidades alfareras- que empezamos el acercamiento con los talleres de alfarería.


¿Cómo logra Innovando crear y fortalecer el vínculo con las comunidades?
Uno de los aprendizajes ha sido que no es que las comunidades quieran “abrirse” o estén dispuestas a “abrirse” para aprender, esa me parece que es una pre-concepción con la que la mayoría de la gente entra a una comunidad, pensando que ellos tienen un problema y que hay que ayudarles a resolverlo. Así que en el 2008 cuando los invitamos a participar, no intentamos ponernos en el centro sino reconocer que ellos tienen un conocimiento muy valioso e importante del cual nosotros queremos aprender y somos nosotros los que debemos abrirnos y aprender a entenderlo. Esa es la clave de ésta mediación entre dos mundos: partir de un punto en el que no estás ni arriba ni abajo, sino como curioso interlocutor.
Hemos contado con la asesoría de Alfonso Díaz Smith, uno de nuestros más cercanos colaboradores que se dedica a la terapia narrativa –una rama de la psicología- para aprender métodos para trabajar en colectivo y en comunidades. el objetivo de la terapia narrativa es integrar las voces de las personas que “hablan en voz baja” pues por razones políticas, económicas y sociales han sido marginadas.



Alberta Mateo Sánchez, Kythzia Barrera, Macrina Mateo Martínez @ San Marcos Tlapazola

¿La mayoría de los participantes en el taller son mujeres?

Casi el 90% de las personas que participan en el proyecto 
son mujeres, en parte por como se organizan las comunidades al interior, y porque el oficio de alfarero era un ingreso complementario al ingreso generado en el campo: cuando no estaban en el campo hacían barro y cuando era época de siembra, dejaban el trabajo de alfarería. En la actualidad hay menos hombres, pues hay un gran porcentaje de migración hacia los Estados Unidos, hacer barro se ha convertido de nuevo en un ingreso complementario.


¿Cuál es el enfoque ambiental del proyecto?


Estamos identificando como uno de los riesgos más grandes a largo plazo de la alfarería, el acceso a las materias primas –a las fuentes de barro- que por ahora son abundantes, pero nada es infinito. Otro tema importante son los combustibles, que cada vez son más escasos y se vuelven más caros –el acceso a la leña por ejemplo-. Pero el problema no es solo económico para acceder a los combustibles, también es de orden ambiental debido a la deforestación y luego para terminar de complicarlo, los esmaltes con plomo. Mucha gente piensa que el plomo está en el barro, pero es erróneo, el plomo está en los esmaltes. Y si quieres utilizar esmaltes sin plomo, necesitas una mayor temperatura, y por lo tanto, mayor combustible lo que aumenta el costo económico y ambiental del producto.



©Colectivo 1050


Para hacer frente a esto problemas, estamos trabajando en conjunto con Estudio Xaquixe en el desarrollo de combustibles alternativos al gas y a la leña: estamos desarrollando un horno que trabaje con aceite recuperado de los restaurantes locales o bien con una mezcla de aceite y gas.


Otra línea que estamos explorando es el uso de “ecoleña”. Estamos primero introduciéndolo a las comunidades en las que trabajamos, y al mismo tiempo, estamos verificando que puede funcionar para lograr las temperaturas que requiere la producción de cerámica.

©Linneo Colectivo 1050

¿Porqué la marca que comercializa los productos se llama Colectivo 1050º?
1050º es la temperatura a la cual estuve desarrollando las formulas de esmalte sin plomo cuando fui a Finlandia. Es la frontera entre la alta temperatura y la baja temperatura. Existe una diferenciación no escrita en el mundo de la cerámica: si haces baja temperatura eres considerado como artesano y si utilizas alta temperatura eres artista.


Así que el nombre es una provocación, pues cuando ves las piezas que producimos -que son el resultado de un proceso artístico- nos da orgullo reconocer que estamos en los bordes. Es un juego de palabras, o más bien de números, un poco escondido, pero tiene que ver con la manera en que nos gusta trabajar, en los bordes. Además esas fórmulas tienen la virtud de reproducir efectos que solo se veían en la alta temperatura. 
El Colectivo 1050º, es la marca que comercializa cerámica de alta calidad, libre de plomo, producida por artesanos de Oaxaca y desarrollada mediante procesos de diseño participativo.

©Silbarro Colectivo 1050



¿Cómo logran dar el paso hacia la comercialización de los productos?
Para mí siempre fue muy claro que si no había retorno económico hacia los artesanos no íbamos a tener credibilidad con ellos. Porque para nosotros es muy fácil mantenernos en el ámbito de promoción cultural y difusión, pero si realmente queremos incidir y tener un impacto a futuro hay que entrarle a la comercialización y mantener viva la tradición.  La velocidad a la que están desapareciendo las comunidades es apabullante. Cuando piensas que en el lapso de tu vida una tradición de 3000 años va a desaparecer, es muy duro. Hoy en día hay comunidades en donde solo queda una persona que conoce técnicas increíbles, milenarias, únicas que van a desaparecer cuando la persona fallezca, pues no hay quien reciba el conocimiento y que tenga deseos de honrarlo y continuar.

©Alberta Mateo San Marcos Tlapazola

Presentamos los resultados del taller que realizamos en el 2008 en un pop-up shop en la Colonia Roma y fue un hit contundente.  Poco a poco a través de las ventas esporádicas logramos ingresar más dinero a las comunidades, y hemos ido adaptando el plan de negocios para que sea acorde con su capacidad de producción.
Cada artesano es dueño de sus piezas y genera recursos a partir de la venta de sus propias autorías. Lo que hacemos es incluir una pieza de cada artesano en el catálogo y en la presentación a los clientes. El porcentaje de ganancia que tenemos por la venta de productos se reinvierte en la compra de materiales, marketing y los gastos de oficina.



©Jarra Bartola Colectivo 1050

Vamos paso a pasito, las ganancias que obtenemos permiten pagar el sueldo de mi asistente y los gastos la oficina de Innovando y del Colectivo 1050º, y para los otros proyectos, solicitamos recursos a agencias de cooperación internacional, a fundaciones locales o a diferentes apoyos de la Secretaría de Economía (Fonaes). 




Innovando la Tradición es una plataforma creativa donde artesanos, diseñadores y artistas compartimos habilidades, conocimientos e historias para honrar y reinventar la tradición cerámica de Oaxaca. Prestamos servicios a alfareros o comunidades alfareras de Oaxaca para apoyar el desarrollo de su oficio.
Nuestro objetivo es elevar el valor simbólico, cultural y comercial de la tradición cerámica en un contexto global contemporáneo. Fomentamos la innovación por medio de talleres experimentales y capacitaciones técnicas, buscamos cambios tecnológi
cos para la sustentabilidad y promovemos la alfarería desde diferentes plataformas”.


Contacto:

www.innovandolatradición.org

www.1050grados.com

info@innovandolatradicion.org